¿Quiénes son las “otras ovejas de Juan 10:16”?




Jesús dijo:” Y tengo otras ovejas, que no son de este redil; a esas también tengo que traer, y escucharán mi voz, y llegarán a ser un solo rebaño, un solo pastor.” Juan 10:16

¿Quiénes son las otras ovejas que Jesús tenía que traer? Primero habría que identificar las ovejas que ya estaban en el redil. Hay que señalar que cuando Jesús envió a sus 12 apóstoles a predicar les dijo: “No se vayan por el camino de las naciones, y no entren en ciudad samaritana; sino, más bien, vayan continuamente a las ovejas perdidas de la casa de Israel.” Y con referencia a sí mismo, Jesús dijo: No fui enviado a nadie aparte de las ovejas perdidas de la casa de Israel.”Mateo 10:5, 6; 15:24. En el evangelio por Juan capítulo 4 se describe el relato del encuentro de Jesús con una samaritana en un pozo a quien le predicó, no solo a ella sino que estuvo dos días hablando con algunos samaritanos, varios de éstos creyeron, y dijeron a la samaritana que les había testificado: “Ya no creemos a causa de tu habla; porque hemos oído por nosotros mismos y sabemos que este hombre es verdaderamente el salvador del mundoJuan 4:42. Sin embargo, las Escrituras no dice nada sobre si algún samaritano se hizo discípulo de Jesús, o si alguno fue bautizado, pero todo indica que no fue así.

En una ocasión en que Pedro ejecutó un milagro a las puertas del templo a un hombre inválido, y ante el asombro de los testigos de este milagro, Pedro les dijo: “25 Ustedes, pues, son herederos de los profetas y del pacto que Dios estableció con nuestros antepasados al decirle a Abraham: “Todos los pueblos del mundo serán bendecidos por medio de tu descendencia”.26 Cuando Dios resucitó a su siervo, lo envió primero a ustedes para darles la bendición de que cada uno se convierta de sus maldades (Hechos 3:25-26 Nueva Versión Internacional). De manera que la primera invitación al cristianismo seria a los judíos, esto identifica a los cristianos judíos como las ovejas que ya estaban en el redil, pero estaba profetizado que un segundo grupo se uniría a los judíos. Así que lo más probable es que Jesús tenía presente las profecías siguientes cuando dijo las palabras de Juan 10:16.

El apóstol Pablo escribió sobre estas profecías en la carta a los Gálatas. Gálatas 3:7-9,14,26-29 dice: 7 De seguro ustedes saben que son los que se adhieren a la fe quienes son hijos de Abrahán. 8 ahora bien, la Escritura, viendo por anticipado que Dios declararía justa a gente de las naciones debido a fe, declaró las buenas nuevas de antemano a Abrahán, a saber: “Por medio de ti todas las naciones serán bendecidas”. 9 por consiguiente, los que se adhieren a la fe están siendo bendecidos junto con el Abrahán que tuvo fe. 14 el propósito fue que la bendición de Abrahán llegara a ser para las naciones por medio de Jesucristo, para que mediante nuestra fe recibiéramos el espíritu prometido.26 Todos ustedes, de hecho, son hijos de Dios mediante su fe en Cristo Jesús. 27 porque todos ustedes los que fueron bautizados en Cristo se han vestido de Cristo. 28 no hay ni judío ni griego, no hay ni esclavo ni libre, no hay ni varón ni hembra; porque todos ustedes son una [persona] en unión con Cristo Jesús. 29 además, si pertenecen a Cristo, realmente son descendencia de Abrahán, herederos respecto a una promesa.

Pablo muestra que llegaría el tiempo en que no habría diferencia entre los judíos y personas de otras naciones ya que todos llegarían a ser una [sola persona] en unión con Cristo. Entonces, tanto judíos como gentiles serian un solo rebaño, estando en un solo redil, con un solo pastor, tal como dijo Jesús en Juan 10:16. El propio Jesús según Hechos 1:8, dio más detalles en cuanto a cómo se extendería progresivamente a “todas las naciones” su llamada para que todos aquellos que escucharan su voz llegaran a ser parte del redil con un solo pastor. Jesús dijo: “pero recibirán poder cuando el espíritu santo llegue sobre ustedes, y serán testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea, y en Samaria, y hasta la parte más distante de la tierra”. Todos, tanto judíos como gentiles fueron llamados para estar en el mismo lugar, todos tendrían un solo Señor, llamados en una sola esperanza, con una sola fe, y un solo bautismo Efesios 4:3-6.

De nuevo, Pablo recuerda a los cristianos gentiles de Éfeso que antes de tener conocimiento de esta esperanza que Dios ha dado mediante Cristo, estaban alejados de la nación con la que Dios había tratado en el pasado, y que, en aquel entonces, como gentiles, “no tenían esperanza, y estaban sin Dios en el mundo. Noten la similitud de estas palabras de Pablo con la de Jesús en Juan 10:16. Efesios 2:11-22 11 Por lo tanto, sigan recordando que en otro tiempo ustedes eran gente de las naciones en cuanto a la carne; “circuncisión” eran llamados por lo que se llama “circuncisión”, hecha en la carne con las manos... 12 que estaban en aquel mismo tiempo sin Cristo, alejados del estado de Israel y extraños a los pactos de la promesa, y no tenían esperanza, y estaban sin Dios en el mundo. 13 pero ahora, en unión con Cristo Jesús, ustedes los que en un tiempo estaban lejos han llegado a estar cerca por la sangre del Cristo. 14 porque él es nuestra paz, el que hizo de los dos grupos uno solo y destruyó el muro de en medio que los separaba. 15 por medio de su carne abolió la enemistad, la Ley de mandamientos que consistía en decretos, para crear de los dos pueblos en unión consigo mismo un solo hombre nuevo, y hacer la paz; 16 y para reconciliar plenamente con Dios a ambos pueblos en un solo cuerpo mediante el madero de tormento, porque había matado la enemistad por medio de sí mismo. 17 y vino y les declaró las buenas nuevas de paz a ustedes, los que estaban lejos, y paz a los que estaban cerca, 18 porque mediante él nosotros, ambos pueblos, tenemos el acceso al Padre por un solo espíritu. 19 ciertamente, por lo tanto, ustedes ya no son extraños y residentes forasteros, sino que son conciudadanos de los santos y son miembros de la casa de Dios, 20 y han sido edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular de fundamento. 21 en unión con él, el edificio entero, unido armoniosamente, va creciendo para [ser] un templo santo para Jehová. 22 en unión con él, ustedes, también, están siendo edificados juntamente para [ser] lugar donde habite Dios por espíritu.

Mientras Jesús usó la figura de dos clases de ovejas que llegarían a ser un solo rebaño, bajo un solo pastor, Pablo usó la de dos pueblos que llegarían a ser uno en unión con Cristo. Entonces, ¿Por qué la Watchtower ha enseñado con insistencia que en el mismo rebaño habría dos clases de ovejas, una con esperanza celestial, solo para 144,000, y otra con esperanza de vivir en la tierra para la mayoría de los cristianos? Es obvio, que mientras que no se puede encontrar ninguna evidencia en el nuevo testamento de una esperanza terrenal para los cristianos, hay innumerables evidencias de lo contrario. Ninguna de las pocas citas que usa la Watchtower para la esperanza de vivir en un paraíso terrenal se sostiene por sí misma, por la que la Watchtower tiene que hacer interpretaciones propias sin ninguna base lógica.

Veamos lo que dice La Atalaya del 1 de febrero de 1995 págs. 10, párr. 7 sobre la pregunta: Las “otras ovejas”: ¿son cristianos gentiles?
7 Los comentaristas de la cristiandad suelen decir que las otras ovejas son los cristianos gentiles y las que ya se encontraban en el aprisco eran los judíos que estaban bajo el pacto de la Ley; ambos grupos, según ellos, van al cielo. Pero Jesús era judío de nacimiento, estaba bajo el pacto de la Ley. (Gálatas 4:4.) Además, los que creen que las otras ovejas son cristianos gentiles que tendrán la recompensa de vida celestial, no toman en cuenta un aspecto importante del propósito de Dios. Cuando Jehová creó a los primeros seres humanos y los puso en el jardín de Edén, expresó con claridad su propósito de que se poblara la Tierra, que toda ella fuera un paraíso y que los seres humanos, asignados a cuidarla, vivieran para siempre, con la condición de que respetaran y obedecieran a su Creador. (Génesis 1:26-28; 2:15-17; Isaías 45:18.)

La primera expresión, “los comentaristas de la cristiandad” es una manera sutil de preparar la mente de los lectores “Testigos” de que la alegación que las otras ovejas son gentiles viene de la CRISTIANDAD, es decir de fuentes de religiones falsas, las que no debe merecer para un “Testigo” ninguna credibilidad. Segundo usan el argumento que los que creen tal cosa no “toman en cuenta el propósito de Dios”, que creó los primeros seres humanos en el Edén con el propósito que se poblara la Tierra, que toda ella fuera un paraíso y que los seres humanos, asignados a cuidarla, vivieran para siempre. Pero es la Watchtower, la que no toma en cuenta de, quizás de manera deliberada, que después que Adán pecó, Jehová hizo un nuevo arreglo, un arreglo especial donde se mostraría misericordia y bondad inmerecida a los descendientes de Adán que no eran culpables directos del pecado de sus padres (Efesios 2:4-10). Arreglo que como muestra Génesis 3:15 seria a través de la descendencia de la mujer, algo que como muestra Pablo llego a hacer un secreto sagrado, que gradualmente fue traído a la luz de que Jehová mostraría misericordia a través de su Hijo Jesucristo para todos aquellos que pusieran fe en él incluyendo a todo el mundo.  (Romanos 16:25-27; 1 Corintios 2:1 2,7; Efesios 1:8-10; Efesios 3:3-6,9; Colosenses 1:26, 27; 2:2)

Esta enseñanza originada en detalles por Joseph Rutherford, es una pieza importante en la estructura religiosa de la Watchtower, donde hay un grupo de cristianos (los ungidos) en una posición de superioridad (cuerpo gobernante) sobre el resto de cristianos (los gobernados). El que la Watchtower llegara a reconocer que las otras ovejas son los gentiles que abrazaron el cristianismo después de los judios, sería un desmoronamiento de casi todas sus enseñanzas. De cualquier forma, siempre queda la oportunidad dada por Jehová y Cristo para los miembros de manera individual a experimental las palabras de Jesús en Juan 8:31, 32“Si permanecen en mi palabra, verdaderamente son mis discípulos, 32 y conocerán la verdad, y la verdad los libertará”. El apstol Pablo agrega: Para tal libertad Cristo nos libertó Por lo tanto, estén firmes, y no se dejen restringir otra vez en un yugo de esclavitud. Gálatas 5:1. Y finalmente exhorta: 10 Sigan asegurándose de lo que es acepto al Señor; Efesios 5:10. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario