Cambios de la Watch Tower

Recientemente ví un video de la Watch Tower editado en Febrero 2018, donde Antony Morris III miembro del cuerpo gobernante de los Testigos de Jehová entre muchas otras cosas decía y cito: “Al final del día de predicación preguntan, ¿Cuántas revistas dejaste?, lo hacen con buena intención, Dios los quiere, pero perdonen, ese no es el objetivo de nuestra obra. Concéntrense en esto, Jesús nos mandó “vayan y hagan discípulos”… No tenemos la autoridad de lo que la cabeza de la congregación mandó y en vez de eso decir, “vayan por lo tanto y reporten muchas publicaciones”. A continuación, él dijo: “Tenemos que admitir que por muchos años nos hemos concentrado en distribuir revistas”, pero no admitió que desde el mismo comienzo de la Watch Tower, sin la autoridad del cabeza de la congregación, mandaron “vayan por lo tanto y reporten muchas publicaciones”. Después expresó que está emocionado porque solo van a producir 3 Atalaya y 3 ¡Despertad! para el público en todo el año. La pregunta que hay que hacer; ¿qué razones tuvo el cuerpo gobernante para un cambio tan drástico en la distribución de la literatura?


Posiblemente muchos testigos de Jehová recuerdan un cambio en la distribución de la literatura en 1990. Seguidamente debajo pueden ver este cambio. Noten la diferencia que hay en los anuncios del Ministerio del Reino de marzo de 1990 y el de abril del mismo año.

MINISTERIO DEL REINO MARZO DE 1990
Página 3 Anuncios

Oferta de literatura para marzo: La Biblia... ¿la Palabra de Dios, o palabra del hombre? por la contribución de $1,00. Abril y mayo: Suscripción a La Atalaya. La suscripción por un año a las ediciones quincenales se ofrecerá por $5,00. Las suscripciones por seis meses y las ediciones mensuales por un año se ofrecerán por $2,50 cada una. Si no se acepta la suscripción, ofrezca dos revistas y un folleto grande, con la excepción del folleto Escuela, por la contribución de $0,80. Junio: Sobrevivientes que entran en una nueva tierra, por la contribución de $1,00.
Nuevas grabaciones en casete en existencia:
Jeremías, Lamentaciones (juego de cuatro casetes; congregación y público: $6,00; precursores: $5,00) —francés
Mi libro de historias bíblicas (juego de cuatro casetes en un estuche; congregación y público: $8,00; precursores: $6,00) —chino (mandarín)

MINISTERIO DEL REINO ABRIL DE 1990
Página 7 Anuncios

Oferta de literatura para abril y mayo: Suscripción a La Atalaya. La suscripción por un año a las ediciones quincenales está disponible solo por donaciones.

Como se puede ver, marzo fue el último mes en que se cobró por la literatura, a partir de abril se obtenía por contribuciones. ¿Por qué dejaron de cobrar por la literatura que antes vendían? Observen como realmente sucedieron las cosas.

Lo que se les dijo a los Testigos de Jehová mediante una carta leída a “Todas las congregaciones” con fecha del 25 de Febrero de 1990 fue: “Por medio de adoptar un método de distribución de literatura basado completamente en donaciones, el pueblo de Jehová se encuentra en posición de simplificar de gran manera nuestro trabajo de educación bíblica, y separarnos de aquellos que comercializan la religión.” 

Se había tomado un paso inicial hacia este cambio en las Convenciones de Distrito de 1989, cuando las publicaciones nuevas fueron ofrecidas “gratis” a aquellos que asistieron, aunque con cajas de contribución colocadas convenientemente cerca a los sitios de distribución de literatura. La pregunta que muchos testigos se hicieron fue: ¿Por qué comenzó este arreglo en los países ricos, como Estados Unidos y no se aplicó en los países pobres?

La verdadera razón no estaba escrita en la carta que el cuerpo gobernante mandó a leer en la congregaciones. La verdadera razón fue, que en el 1980 el Estado de California informó a los Ministerios de Jimmy Swaggart que debían pagar impuestos por los libros y casetes vendidos en ese estado desde 1974.
Swaggart, pago la cantidad de U.S.$183.000 de impuestos, pero entabla una demanda para obtener la devolución de ese dinero. El caso llegó hasta la Corte Suprema. (Case No. 88-1374: Jimmy Swaggart Ministries, Appelant vs. BOARD OF EQUALIZATION OF CALIFORNIA.)

En febrero de 1989, la Corte Suprema decide que es ilegal que Texas (y otros 14 estados) eximieran los libros religiosos del impuesto a las ventas. Algunos estados habían cobrado el impuesto durante todo el tiempo. 

El 22 Junio de 1989, la Sociedad Watch Tower entabla una petición amicus curiae (amigo de la corte, esto significa que la Sociedad tenía un interés común con los Ministerios de Jimmy Swaggart, y decide juntarse en la demanda) ante la Corte Suprema en el caso de Jimmy Swaggart. También lo hacen otros grupos religiosos como el Concilio Nacional de Iglesias y la Sociedad por la Conciencia Krisna (National Council of Churches and Society for Krishna Consciousness.) 

El 17 de Enero de 1990, la Corte Suprema de los estados Unidos falla en contra de los Ministerios de Jimmy Swaggart, declarando que debe pagarse el impuesto sobre las ventas. 

El 9 de Febrero de 1990, la Sociedad Watch Tower escribe una carta a todas las congregaciones anunciando que se suspendía la venta de literatura en los Salones del Reino, y que no se fijaría precio alguno en su distribución de puerta a puerta. Esta carta se lee el 25 de Febrero de 1990 en la reunión dominical de los Testigos en todo los Estados Unidos. 

El 1 de Marzo de 1990, se da aplicación a la nueva política de distribuir literatura sin precio. Pero las revistas La Atalaya de Marzo 15 de 1990, (En Estados Unidos) y ¡Despertad! de Marzo 22 (impresas antes) todavía dicen “25 centavos (U.S.) la copia” y “$5,00 (U.S.) por año”. La Atalaya del 1 de Abril ya no trae precio impreso. 

El 11 de Marzo de 1990. Se efectúa un anuncio en los salones del Reino de estados Unidos, en cuanto a que habrá comida disponible en las Asambleas de los Testigos de Jehová, sin costo alguno, sino sobre la base de donaciones voluntarias. 

Yo no estoy cuestionando la legalidad del apoyo de la Sociedad a los ministerios de Jimmy Swaggart ante la corte suprema, porque es legal. Moralmente si pudiera considerarse cuestionable en vista del desprecio que las publicaciones de la Watch Tower siempre han mostrado por todas las religiones que según ellos son falas y pertenecen a Babilonia la Grande. Lo que estoy cuestionando, es como el cuerpo gobernante ocultó de manera deliberada la verdad a sus miembros con relación al cambio de distribución de las publicaciones. Cuando yo leí esa carta a la congregación, me sentí honrado de pertenecer a una organización que no estaba detrás del dinero de sus seguidores. Cuando supe la verdad, me sentí engañado, aunque ya no fuera Testigo de Jehová. Hoy gracias a Dios y a su Hijo veo a la Watch Tower tal como es, una organización que manipula ingeniosamente las mentes de los testigos para que obedezcan todo lo que ella manda como si fuera por voluntad divina.

Pongo a disposición una copia PDF del amicus curiae para todo el que desee verlo o bajarlo.

watchtower-swaggart-amicus-curiae

Este es el Link del video de la WT:
https://www.youtube.com/watch?v=FvMbX2hJSNo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario